Ver cómo se mueven las banderas

21 abril, 2009 at 10:22 pm 8 comentarios

A un directivo actual, que ya lo fué en tiempos del INSALUD, nos dicen que en un cambio de directores le ofrecieron una dirección con poco contenido. Renunció a la dirección: “Yo no sirvo para ver cómo se mueven las banderas” Y se marchó a su plaza.
bandera_extremadura2En estos tiempos de centralización férrea en el SES, este ejemplo debería cundir entre nuestros directivos actuales, pero el sillón es el sillón. Por ejemplo, ¿Para qué queremos una dirección médica o una dirección de recursos humanos si todo, todo, todo lo tiene que aprobar Mérida. Ni pactos de gestión ni plazas ni sustituciones. Nada de nada. Es decir, su tarea es de “listeros”, pasar lista y ver si los currantes están en su sitio o no, transmitir las “ordenes” de los Servicios Centrales sin rechistar -lo dice Mérida-, y esperar. Esperar a ver si el viento mueve las banderas, esperar a ver si los pocos que colaboran se aburren, esperar que “los de Mérida les digan lo buenos que son”, y mientras dejan el cortijo como un solar; claro que poco es lo que les importa ni el cortijo ni los que trabajan en él.
Claro que es muy posible que el viento no sólo mueva las banderas, puede que les mueva el sillón y los devuelva a su sitio.
¡Si en tu plaza estabas mejor!
¡Vete que igual te lo agradecen!
¡Vete que te lo agradecen igual!
Estamos cabreados, más de lo que deberíamos. Al fin y a la postre nos debería dar lo mismo. Trabajamos lo mejor que sabemos y podemos y atendemos a nuestros pacientes-usuarios-clientes como si fueran a la privada, y nos estamos cansando, nos estamos cabreando,…
Como diría Frenán Gómez, ¡A la mierda! Eso sí, con todo nuestro cariño, que os queremos como antes… (¿Antes de qué?)

Anuncios

Entry filed under: Editorial.

¿Por qué no eligen Medicina de Familia? 25 de Abril

8 comentarios Add your own

  • 1. MORFEO  |  22 abril, 2009 en 10:25 am

    Con lo agustito que se esta en el sillon, aunque alguno ya empieza a estar incomodo o se esta incomodando, los problemas llueven y el verano llega, temblad

    Responder
  • 2. ALATRISTE  |  22 abril, 2009 en 3:12 pm

    Sin que sirva de precedente ¡pardiez¡ que tienes TODA LA RAZÓN bellaco y de eso mismo nos quejamos CASI TODOS. Pienso que CONTRA EL INSALUD VIVÍAMOS MEJOR, había más LIBERTAD.
    También los contratos de Gestión de especializada los va a revisar Mérida nido de herejes.

    Responder
  • 3. Replicante  |  22 abril, 2009 en 7:37 pm

    Efectivamente el verano llega, y temblar sí que vamos a temblar. Pero no hay cuidado de que tiemblen en la dirección médica o de recursos humanos. ¡Lo dice Mérida!. ¿Para qué estáis en la dirección? Teneis razon los de AreaSanitaria.
    Están para ver ondear las banderas, pero tambien para asegurarse las vacaciones en agosto.
    ¡Cómo no vamos a estar peor que con el INSALUD!

    Responder
  • 4. cambiasso  |  22 abril, 2009 en 7:47 pm

    Os ha pasado algo con la gerencia? antes todo os parecia bien y ahora empezais a darle caña Os han quitado la ayuda con la crisis? a ver si ahora criticais de una vez a la gerencia de Villanueva-Don Benito y no solo a la de Merida.
    y aver si es verdad que hallegado la hora del gerente que tenemos ganas de que le deis caña y mas ganas de que venga a urgencias del hospital a su plaza Aquí te esperamos

    Responder
  • 5. Diego de Acevedo  |  23 abril, 2009 en 10:56 pm

    Hay algún directivo de primera fila que no tiene bandera. Le da exactamente igual la que mueva el viento o esté a media asta. Ninguna es suya. Tampoco tiene patria ni color ni religión. Se tiene a sí mismo. El resto de los mortales son contemplados con mucho desden, mirando por cima del hombro y casi perdonando la vida. Si son del SES no es desden lo que aparece en el gesto torvo y avinagrado: es un claro distanciamiento como quien contempla al enemigo perdonando la vida. Si no es un “alto cargo” de la administración a los que les besa los pies con sonrisa en falsete, el desprecio acompaña a todo el cortejo anterior.
    Era sólo cuestión de tiempo…
    Por principio desconfío de todos los independientes que no tienen ni Dios ni Patria ni Bandera y que son técnicos al servicio de … su interés personalisimo y particular. Desleales por sistema. Ingratos por naturaleza. Desagradecidos por hábito. Infieles incluso consigo mismo…
    Gente a la que no debes dar nunca la mano que acabarán mordiendo ni la espalda porque te acuchillarán en cualquier callejón a la primera ocasión. Baja estofa con corbata y coche oficial… Bellacos, que diría el capitán ALATRISTE, que no aguantarían un empujón de cara, por derecho y con la nobleza que corresponde a cualquier persona honorable y de bien. Gente que ni siquiera merece dedicar unas lineas como estas ni unos minutos de tiempo.
    El mundo está lleno de personas interesantes, sencillas, nobles, pequeños grandes sabios en su parcela. Buena gente en definitiva. ¡¡¡como para perder unos minutos con gentuza!!!.- Ni un comentario más eso es todo lo que estoy dispuesto a dedicar.

    Responder
  • 6. Margarita  |  23 abril, 2009 en 11:05 pm

    Tú lo has dicho, Diego Acevedo: BAJA ESTOFA CON CORBATA Y COCHE OFICIAL

    Responder
  • 7. LUCIA  |  24 abril, 2009 en 8:49 am

    Coincido bastante con los comentarios anteriores sobre situaciones que vemos a diario. Hace un tiempo escuché tambien a alguien hablando de un tema parecido y se refería a esta gente en términos parecidos. ” VIL GALLOFA” decía este compañero y lo explicaba. Recuerdo sus palabras porque me hicieron reflexionar. Trato de reproducirlas lo más exactas posibles:
    ” Hay gente de derechas, que se comportan como tales, en público , en privado y donde caiga. Los hay de izquierdas que hacen lo propio. Hay incluso falangitas ni de izquierdas ni de derechas que llevan a gala su ideario con absoluta honestidad, sin avergonzarse, por supuesto y sin esconderse, porque cada cual dentro de sus “creencias” las defiende con absoluta honradez. Cada uno de ellos responde ante sus normas, su ideario, sus principios y su codigo deontológico.
    Y añadía este compañero antiguo: Incluso los delincuentes, la mafia , los presidiarios tienen determinados ” códigos de conducta” que de una u otra forma respetan por lo que pueda ocurrir.
    Los ” amorales ” son mucho más peligrosos que todos los anteriores. No responden ante nada ni ante nadie. No tienen código que respetar. Solo aplican el TODO VALE siempre que sirva a sus intereses y mientras los vientos muevan lo que muevan, si conviene a su interes le dará exactamente igual en la dirección que sople. Capaces de encadenarse al sillon, y vivir a los piés del jefe tenga el color que tenga y sea cualquiera la bandera.
    Gentuza que al final sólo cosechan un gran capital de desprecio. Pronto lo veremos con absoluta nitidez.

    Responder
  • 8. ALATRISTE  |  25 abril, 2009 en 9:44 pm

    ¡PARDIEZ QUE TENÉIS TODA LA RAZÓN¡.
    Como decían las gentes de CASTILLA:
    ¡ QUÉ BUEN VASALLO SIN OVIERA BUEN SEÑOR¡

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Entradas recientes

abril 2009
L M X J V S D
« Mar   May »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

RSS Cadena Ser. Deportes

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

A %d blogueros les gusta esto: